miércoles, 16 de julio de 2008

Lucidez

Juro retirar la palabra a todo el que vuelva a creer que me piropea cuando habla de mi lucidez. Vale, soy de aquellas personas que se dedican a mirar los ríos (metafísicos o no) en vez de lanzarse a nadarlos o a ahogarse en ellos. Ya está, no me lo digáis más. No es algo que me avergüence ni que me enorgullezca, aunque puedo decir que en cierta forma sí envidio a aquellos que no pueden resistir la tentación de tirarse del puente y comprobar la temperatura del agua (bah, tampoco tanto como envidia). De todos modos no quiero que el piropo pase a ser una acusación recurrente así que aclararé que no es que no sienta, sino que me lo tomo todo, especialmente el todo en primera persona, con bastante humor.




Perdón por la previsible elección del vídeo. Encima justo tiene mutilada la parte del la explicación etimológica, que es la que más me divierte.

2 comentarios:

brenG dijo...

Lúcido viene de Lucifer, el Arcángel rebelde, el Demonio… Pero también se llama Lucifer el Lucero del Alba, la primera estrella, la más brillante, la última en apagarse… Lúcido viene de Lucifer y de Lucifer viene Lux, de Ferous, que quiere decir ‘el que tiene luz, el que genera luz que permite la visión interior’…La lucidez es un don y es un castigo.Pero si lo pensas no esta tan mal despues de todo.

Ele dijo...

Justo eso era. Muchas gracias, Bren. No me extraña nada que lo tuvieras tan claro teniendo en cuenta gustos comunes. Muakssss.