domingo, 20 de febrero de 2011

Indiferencia

Puedo luchar contra todo menos contra la falta de curiosidad. Es prima hermana de la indiferencia y esa no tiene rivales.

1 comentario:

h i l i a dijo...

qué grandiosa verdad.