lunes, 22 de septiembre de 2008

El día del pfff


No tengo costumbre de dejar recaditos personales por estos lugares, pero hoy se me hacía necesario. Tampoco me gusta entrar en estados de cursilería ridícula y aquí estoy. Antes de seguir mejor lo digo del tirón: que os quiero (os terooooooo), que ahí estaré siempre para vuestros pfff ahora que yo ya estoy saliendo hacia el psss y que a veces un cigarro tirada en el suelo de una cocina en buena compañía es mejor que la más alocada de las fiestas.

Van más o menos diez años desde que nos encontramos por primera vez. Ese tiempo ha pasado muy rápido por momentos y en otros ha ido lento y pesado. Nunca proyectamos una relación estable y , a lo mejor por eso, el matrimonio a cinco se mantiene. Altibajos hubo, sextas personas a montones, y hasta dos pequeñas y demoledoras apariciones que crecen sin darnos cuenta. Niñas, no me jodáis, y a tirar “pa adelante”. Si hay que aguantar quejas, berrinches, resoplidos y mariconadas varias, se aguantan y punto.

Hala, me callo que no me reconozco ni yo. Brindemos por otros diez o mil años, por seguir viéndonos y porque superéis (superemos) lo de ahora y lo que venga.

P.D. Sí, me pongo sensible a veces y me gusta, ¡cojones!

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Me alegra ver que te has decidido a poner tags

sus dijo...

¡Hay que fastidiarse! Que al final tenga que escribirte un comentario y encima pa' ponerme ñoña yo también. Esto no pue' ser... Pero en fin... allá voy... Pues que sepáis que yo también OS QUIERO, que me encanta echarme unas risas con vosotras, tener conversaciones de besugas -las más, y me encantan, por cierto- o filosóficas -las menos, pero haberlas haylas- o experiencias místicos religiosas si hace falta pos también. Que si hay que llorar pos' se llora y luego allá penas y que el suelo de mi cocina se podrá seguir utilizando siempre que estéis dispuestas a ello. En fin, que no sé si se me escurre la lagrimilla con el comentario de "cojones" de la Ele o es que va a ser que la jodia ha conseguido emocionarme. Espero que esto siga siendo un fructífero matrimonio a cinco bandas, me encanta! Muaks a todas.

Silvia dijo...

Ayyyyyyy que linda eres!!! Vaya tela, vaya tela... ha sido leerte y... menudo nudo y vaya lagrimones... Pffff, pffff, pffff y mas pffff, pffff, pffff... Amos que me voy a tener que cambiar de chaqueta porque he mojado los puños de lágrimas!!!
Que sepais, lo que ya estoy segura que sabeis, pero que no está mal decirlo de vez en cuando: OS QUIERO MUCHÍSIMO, y os agradezco de corazón el que siempre esteis ahí cuando se os necesita, ya sea para echar unas risas o unos llantos.
Ele, niña... cuando te vea la proxima vez, ya sabes... y no te vayas a esconder que no vas a tener escapatoria.
Besos a todas mis chicas de parte de una que está lo más ñoña y tonta que se puede estar.

Odaisa dijo...

Eleeeee mi niñaaaa!!!
Pues sí, que os quiero, que sois las más hermosas de las amigas, que la vida (que a veces es una auténtica mierda) es maravillosa cuando pienso en vosotras y que una cocina(con unas vistas increíbles, por cierto) puede resultar el sitio más acogedor del mundo.
Muakssssssss.

Anónimo dijo...

uhhhh, que movida...casi me emociono yo sin saber de que palo va la historia.

Ele dijo...

Cae, lo de las etiquetas no sé si será provisional. Estoy acostumbrada a un estado de confusión "desetiquetado". ¿Tú emocionarte? Naaaaa.

Sus, te tengo dicho que tengas cuidado que un día nos verás llegar con las maletas.

Silvia, irremediablemente intentaré escaparme de achuchones, pero sólo por no dar el gusto sin hacerme de rogar.

Oda (que no me sale llamarte así, Gemita), acabo de caer en lo de las vistas: no me mires las tetasss, joe.

Que os den, panda de lloronas. Muaksssssss.

Investigador dijo...

Dais ganas de pertencer.
La Bacall, al fin, es sólo de celuloide.

Ele dijo...

Si quieres te doy la solicitud y la rellenas. Las pruebas de admisión son duras, eh.

MICH dijo...

saludos a ustedes desde el otro lado del charco!

Ele dijo...

Vas listo si esperas que te respondan al saludo. A mí me costó ponerme cursi que comente algo, y eso que me quieren.